lunes, 18 de mayo de 2009

Con cierto sentido

Vaya semana....se han ido 2 de las personas que me marcaron mi juventud, cada uno con su ARTE. Tantos recuerdos, tantos sentimientos aprendidos y canalizados. Como si hubiera una especie de conexión cuasi umbilical entre su alma y la nuestra.

Benedetti marcó mi juventud de manera especial. Me permitió una via de escape. Gracias a él me atreví, que el mundo sepa perdonarme, a escribir poesía. Gracias a él, aprendí a sacar fuera mis deminios y también a que la poesía no era solo aquello aburrido y pesado que enseñan en el colegio, que la poseía era algo mundano, bello pero cercano.....el mundo y su día a día.

En su honor, 2 poemas que me encantan......seguro no son los más conocidos, pero me dejaron algo dentro.

Gracias Maestro....los Grandes no mueren, se quedan ahí.


ROSTRO DE VOS

Tengo una soledad
tan concurrida
tan llena de nostalgias
y de rostros de vos
de adioses hace tiempo
y besos bienvenidos
de primeras de cambio
y de último vagón

tengo una soledad
tan concurrida
que puedo organizarla
como una procesión
por colores
tamaños
y promesas
por época
por tacto
y por sabor

sin un temblor de más
me abrazo a tus ausencias
que asisten y me asisten
con mi rostro de vos

estoy lleno de sombras
de noches y deseos
de risas y de alguna
maldición

mis huéspedes concurren
concurren como sueños
con sus rencores nuevos
su falta de candor
yo les pongo una escoba
tras la puerta
porque quiero estar solo
con mi rostro de vos

pero el rostro de vos
mira a otra parte
con sus ojos de amor
que ya no aman

como víveres
que buscan a su hambre
miran y miran
y apagan mi jornada

las paredes se van
queda la noche
las nostalgias se van
no queda nada

ya mi rostro de vos
cierra los ojos

y es una soledad
tan desolada

M. Benedetti

El segundo supongo que no gustará mucho....pero es que habla sobre algo que me pasa tan exacto que parece que está hecha para mí....

BALADA DEL MAL GENIO

Hay días en que siento una desgana
de mí, de ti, de todo lo que insiste en creerse
y me hallo solidariamente cretino
apto para que en mí vacilen los rencores
y nada me parezca un aceptable augurio.

Días en que abro el diario con el corazón en la boca
como si aguardara de veras que mi nombre
fuera a aparecer en los avisos fúnebres
seguido de la nómina de parientes y amigos
y de todo indócil personal a mis órdenes.

Hay días que ni siquiera son oscuros
días en que pierdo el rastro de mi pena
y resuelvo las palabras cruzadas
con una rabia hecha para otra ocasión
digamos, por ejemplo, para noches de insomnio.

Días en que uno sabe que hace mucho era bueno
bah tal vez no hace tanto que salía la luna
limpia como después de jabón perfumado
y aquello si era auténtica melancolía
y no este malsano, dulce aburrimiento.

Bueno, esta balada sólo es para avisarte
que en esos pocos días no me tomes en cuenta.

M. Benedetti

1 comentario:

turistaentupelo.com dijo...

Los Formales y El Frío.

Él probó sólo falta que me quede a dormir
y ella probó por qué no te quedas
y él no me lo digas dos veces
y ella bueno por qué no te quedas
de manera que él se quedó en principio
a besar sin usura sus pies fríos, los de ella,
después ella besó sus labios, los de él,
que a esa altura ya no estaban tan fríos
y sucesivamente así
mientras los grandes temas
dormían el sueño que ellos no durmieron.



PD: Muchas gracias por el enlace, y me alegro de que te haya gustado mi blog. Estás invitado a pasearte por allí siempre que quieras, y a dejar huella si te apetece.